5 ene. 2019

Ceremonia de inauguración de la escuela de Pofdy




El pasado 19 de diciembre de 2018 tuve el honor de participar en la ceremonia de apertura de la escuela pública de Pofdy -Senegal-, con los tres profesores -en la foto: Ndeye Penda Ba, Matar Sarr y Modou Sall-, los alumnos, algunas familias y autoridades locales. La construcción de esta escuela ha sido financiada por socios y simpatizantes de oozebap. Puede verse todo el proceso en http://oozebap.org/sadaqa/pofdy.htm

4 ene. 2019

Curso sobre islam, diversidad y jóvenes


Entre octubre y diciembre del 2018, durante dos sesiones de 4 horas cada una, impartí un curso a una veintena de trabajadores juveniles y otros miembros del Ayuntamiento de Terrassa sobre diversidad religiosa e islam dentro del marco del proyecto europeo YARIM (Youth and Religion in Social Mediation). Una buena ocasión para profundizar en algunas cuestiones importantes, aunque no siempre presentes en el trabajo con jóvenes.

12 dic. 2018

Laila la aliada



(Traducción al castellano del texto de Dídac P. Lagarriga para la sección Islam del Calendari Interreligiós 2018 de AUDIR dedicado a la Noche en las religiones)

Laila1, ¿te ofreces como aliada o eres todo lo contrario? Laila, ¿la fría y oscura, o la que nos vistes de serenidad y nos acompañas en las sutilezas interiores?

A ti nos acercamos o, más todavía, nos rodeas hasta adentrarte en nosotros, dándonos a elegir, tú, que te sabes signo divino y puerta, sí, nos das a elegir, recogiendo la misericordia de quien te ha hecho2, poniéndote al servicio del entramado que late. Laila, servidora de lo Inefable, exclamas complaciente, servicial: “Tú me alargas y me acortas3

Nos das a elegir entre abrirnos y escondernos. El Corán, insistentemente cíclico, reiterativo, consciente de la inconsistencia de los hombres, de nuestra tendencia a olvidar, nos repite: el día y la noche son señales de Dios para que reflexionemos4. Laila, contigo reflexionamos sobre aquello que tapamos y aquello que mostramos, porque nos das este margen, escenario oscuro donde cavilar, tramar conspiraciones, perdernos en conversaciones que no van a ninguna parte...5 Sí, Laila, a veces te empleamos para traicionarnos a nosotros mismos, errantes en noche frías, perdidos en la oscuridad, incluso llegamos así, orgullosos de arrastrar grandes sufrimientos, hasta la Otra Orilla6.

Pero Laila, tú no sólo eres esto. Tampoco eres únicamente fuente de calma con la que nos vestimos7, no te ofreces sólo para que podamos descansar, aparcando por unas horas la acción, el trajín del día, la vida en mayúsculas. No, Laila, tú eres mucho más: los reinos más sutiles, el despertar espiritual, la mirada interior y las intuiciones del corazón, como la luna, brillan especialmente cuando estás8. No en vano, Laila, eres idónea para los momentos más inesperados, pista lisa donde levantar el vuelo. Te conviertes entonces en Laila-tul Qadar, la noche del Destino, o Laylatul Miraj, la noche de la Ascensión9. O también en una Laila anónima, cotidiana, que elevas a quien, despierto, reza10.

Laila, la de las tres caras: fría, reposada y despierta, de nosotros depende el vínculo que buscamos contigo11. De nosotros depende que cantemos, empapados de luna cíclica: Laila la aliada, la ilaha ilAl-láh.

-----------------------
NOTAS

1Laila significa “noche” en árabe y es también un nombre de mujer.

2Por su misericordia os ha dado la noche y el día, porque en ella descanséis y [después] busquéis de su favor [aquello que necesitéis]: y [os da todo esto] porque os lleve a ser agradecidos” (Corán 28:73).

3"Tú alargas la noche acortando el día y alargas el día acortando la noche. Y haces salir la vida de aquello inerte y haces salir la muerte de lo que está vivo. Y sustentas a quién Tú quieres, inconmensurable" (Corán 3: 27).

4Por ejemplo: “En la alternancia del día y la noche, y en todo lo que Dios ha creado en los cielos y en la tierra hay, en verdad, mensajes para la gente que es consciente de Él”(Corán 10:6).

5“Quieren esconder sus actos de la gente; pero no pueden esconderlos de Dios, porque Él está con ellos cuando conciben por la noche toda clase de opiniones que Él no aprueba” (Corán 4:108); “Una y otra vez os fueron transmitidos mis mensajes, pero disteis media vuelta y, empujados por vuestra ignorancia, os pasabais la noche conversando vanamente” (Corán 23:66-67); “Y dicen [al Profeta]: 'Te obedecemos'. Pero cuando dejan tu presencia, algunos de ellos traman por la noche [creencias] contrarias a lo que tú expresas; y Dios anota todo aquello que por la noche traman” (Corán 4:81).

6“Qué horrible lugar de reposo! [...] Ardiente desesperación (hamim) y gélida oscuridad (gassaq) y por encima de esto, más [sufrimiento] de naturaleza similar” (Corán 38:56-57). Muhammad Asad, en su comentario de este versículo, explica: “El término gassaq, deriva del verbo gasaqa, 'se hizo oscuro' o 'intensamente oscuro'. Así, al-gásiq denota 'negra oscuridad' y, figuradament, 'negra noche'. Según algunas autoridades, la forma gassaq significa 'frío intenso' o 'gélido'. La combinación de estos dos significados nos da el concepto de la 'gélida oscuridad' espiritual que, unida a la 'ardiente desesperación' (hamim), caracteriza el sufrimiento de los pecadores arrepentidos en la Otra Vida”. Ver: Muhammad Asad, El mensaje del Qur'an, The Book Foundation, Bristol, 2006.

7“Él ha hecho de la noche descanso” (Corán 6:96). “Y Él es quien hace de la noche un vestido para vosotros” (Corán 25:47).

8“Las horas de la noche dejan mayor impronta en la mente y hablan con voz más clara, mientras que de día tus ocupaciones son muchas” (Corán 73:6-7)

9Dos noches clave en la cosmovisión islámica, la primera indica cuando se inició la revelación a Muhàmmad (ver Corán 97:1) y la segunda es el vuelo nocturno del Profeta desde La Meca a Jerusalén y su ascensión a los cielos, donde se encontró con muchos de los otros profetas que lo habían precedido.

10“Y levántate por la noche, y pasa una parte de ella en oración como ofrenda voluntaria” (Corán 17:79). La idoneidad nocturna es un hecho común más allá del Islam: “No son todos iguales: entre los seguidores de revelaciones anteriores hay gentes rectas, que durante la noche recitan los mensajes de Dios y se postran” (Corán 3:113).

11No es casual que la azora 92, titulada precisamente La noche, enfatice la polaridad: “En verdad, perseguís metas opuestas” (Corán92:4).

29 nov. 2018

Migración, no violencia y poesía






(Charla de Dídac Bilal P. Lagarriga durante la celebración del Magal, Barcelona, 28-10-2018)


Bismil.láh ar-rahman ar-rahim,

En un día importante como hoy*, quiero compartir tres ideas que me parecen sugerentes e inspiradoras sobre el ejemplo de Cheikh Ahmadou Bamba. Unos ejemplos que nos sirven para nuestra vida aquí y ahora: la migración, la no violencia y la poesía.

Las fronteras son obstáculos físicos, externos, pero también lo son internos. Son barreras que a su vez se presentan como una oportunidad para aprender, esto es, para crecer en humildad. En una experiencia de vida tan dura como la que vivió Seriñ Touba, vemos que logró transmutar esa deportación en una experiencia espiritual impresionante. Décadas después, la fecha de su deportación no sólo se celebra de forma multitudinaria, sino que es vivida en un espíritu de fiesta y de fuerza comunitaria. Con su ejemplo vemos que toda la vida es en realidad un perpetuo viaje, una migración interior y exterior. Al·láh nos empuja a ese desplazamiento incesante, viaje de aprendizaje donde poco a poco vislumbramos el ihsán, la belleza espiritual.

La segunda idea que quiero compartir, tal vez la más conocida de Cheikh Ahmadou Bamba, es su firme apuesta por la no violencia. Nos enseña que siempre, ante cualquier ataque o circunstancia, debemos buscar una respuesta y no una reacción. La no violencia de Seriñ Touba es una respuesta a la degradación, los ataques y las injusticias que sufrió por parte de los colonos que va más allá de la simple reacción. Por eso, todavía hoy, su respuesta perdura y es actual, resiste al tiempo, pues sólo las reacciones caducan y se desvanecen rápidamente. Los colonos tenían miedo de que el cheikh no promoviera el yihad. Y tenían razón, porque Bamba sí que quería el yihad. Pero no el yihad violento, que se limita a reaccionar, sino el yihad superior, el combate interior contra los deseos y el ego, el gran yihad, que es un esfuerzo continuo para encontrar la paz. Ese yihad no violento que nos encamina hacia la humildad y el servicio a los demás, y que por ello sigue siendo actual y tremendamente necesario.

El tercer y último ejemplo que me gustaría destacar de su vida es la escritura como resistencia. No sabemos si hubiera sido capaz de aguantar tantos años de deportación y de encarcelamiento domiciliario sin esa dedicación constante a la escritura, en especial a la poesía, que se convirtió en una herramienta de supervivencia. Sus poemas todavía son cantados, y su recitación llena de belleza cada lugar donde se proclama. La biblioteca de Touba, junto a la gran mezquita, es uno de esos lugares que me parecen impresionantes. No diré que más impresionantes que la mezquita, pero sí igual de importante. Como es tradición en muchos lugares, las bibliotecas y las mezquitas han sido espacios que se construyen juntos. Templos de silencio y reflexión necesarios y que, desgraciadamente, cada vez reciben más amenazas. Por eso es un ejemplo el Cheikh escritor, que convirtió sus cartas, poemas y ensayos en un referente leído, memorizado y cantado.

En resumen, para una fecha como hoy, podemos quedarnos y compartir con los demás estas tres enseñanzas: la importancia de destruir fronteras internas (miedos, inercias) junto a las fronteras externas (y sus poderes arbitrarios), para así continuar el viaje de conocimiento y, a su vez, poder transmutar el desastre y el sufrimiento en algo más elevado. En segundo lugar, la no violencia como respuesta, y no como mera reacción pasajera, donde el yihad alcanza un grado mucho más profundo. Y, por último, la poesía, y la escritura en general, como necesidad y fuerza vital. De hecho, el simple acto de escribir es ya un viaje que nos facilita ese constante salto de fronteras, un acto no violento que ofrece respuestas y no reacciones.

Así, Seriñ Touba es un ejemplo vivo que puede enseñarse en escuelas y universidades para poder solventar o, al menos, paliar y prevenir muchos de los problemas sociales actuales.

Djeredjef. Muchas gracias.

__________
* Seriñ Touba (otra manera de llamar a Cheikh Ahmadou Bamba) padeció deportación lejos de su tierra por parte de los colonos franceses, quienes lo consideraban una amenaza para sus intereses de ocupación y control político. Por consiguiente, lo detuvieron y lo deportaron a Gabón, donde permaneció preso siete años. El día de su partida de Senegal es la fecha señalada que se conmemora cada año, el Gran Magal, donde cientos de miles de personas peregrinan hasta la ciudad de Touba, lugar donde está enterrado el cheikh.

30 ago. 2018

Puesta de la primera piedra del colegio rural de Pofdy (Senegal)





En agosto de 2018 toda la comunidad de Pofdy (en las afueras de Touba, Senegal) se reunió para celebrar el inicio de las obras del colegio, un proyecto del que me encargo de buscar la financiación.

Más información y detalles del proceso en oozebap.org/sadaqa

3 jul. 2018

Sufismo y prevención de la radicalización



El viernes 29 de junio del 2018 se celebró en el IEMed (Instituto Europeo de la Mediterránea) de Barcelona esta jornada organizada por la Asociación Al-Jissr, con la participación de Jordi Llaonart, Montse Batlle, Jordi Delclòs y Dídac P. Lagarriga.

Transcripción de la presentación de Bilal-Dídac P. Lagarriga:

Bismil-lahi ar-Rahmán ar-Rahim,


Más allá de las etiquetas identitarias, muchos musulmanes, jóvenes y no tan jóvenes, nos encontramos entre dos terrenos, dos campos. Dos terrenos fértiles donde pueden germinar en uno el fanatismo violento, en el otro el misticismo. El islam del miedo o el islam de la confianza. Tanto el uno como el otro generan y transmiten esto. En el primer caso, el miedo interno que produce también terror externo, que lo expande, marcado por la exclusividad, el “ellos contra nosotros”, la cerrazón. Por otro lado, un terreno que genera confianza y que también la transmite.

Ambos terrenos comparten un léxico, cuya interpretación varía el tipo de tierra de cada campo y lleva a germinar un tipo u otro de islam. Porque cada creyente es también un intérprete, y con su interpretación genera una práctica que repercute en él mismo y en los demás.

Uno de estos conceptos compartidos es “yihad”, entendido bien como agresión desde el miedo o bien un esfuerzo interior en pos de una mayor confianza y tolerancia. Es un término del que ya se ha hablado mucho y aquí no le dedicaré más espacio. Me interesa otra palabra clave, pues su interpretemos nos ayudará a movernos hacia el terreno del miedo o bien al de la confianza. Esta palabra es “taqwa”, que justamente nos sitúa en el epicentro de esta división entre ambos terrenos. Porque taqwa puede traducirse, efectivamente, como “miedo”. Tener miedo de Alláh, ser temerosos, vivir con miedo y, por consiguiente, instaurar la sociedad del miedo a través de la coacción y la represión, con una institución religiosa basada justamente en ese miedo. Pero taqwa también puede entenderse como conciencia, ese moverse por el mundo con alta sensibilidad y precaución. Dijo el sheikh Ahmad al-Alawi que vivir con taqwa era como cruzar por un zarzal con tus mejores vestidos, es decir, con cuidado y atención plena. Así, según como interpretemos el concepto de taqwa diseñaremos nuestra práctica e influiremos en nuestro mundo: un miedo paralizante y represor, o una sensibilidad consciente y precavida.

Leemos en el Corán que Alláh se ha prescrito a sí mismo la rahma (misericordia), así que ¿cómo tener miedo de esta rahma? ¿No es acaso esta prescripción la señal de salida hacia una vida más confiada, menos paralizante? ¿Construimos un islam sensible, atento y respetuoso con la vida o uno represor y violento?

Si el islam es una actitud, escuchamos reiteradamente en el Corán que nuestra actitud principal es la de ser agradecidos. Así, este agradecimiento, ¿cuándo se potencia más, cuando estamos confiados/sensibles o cuando actuamos con miedo y lo imponemos como modo de coacción para conseguir lo que queremos?

Y en este agradecer constante, ¿es posible agradecer las crisis? ¿No son acaso el modo para crecer, para volver a lo perdido? En este sentido, la ola de fanatismo y violencia que corroe al islam, podemos verla también como una oportunidad para cambiar, una autocrítica profunda donde entender esos dos terrenos fértiles, y salir de uno para entrar en el otro, mucho más fructífero. Es la oportunidad de cambiar el miedo por la confianza sin salirnos de esa taqwa

Recordemos que la belleza, la excelencia y la espiritualidad se encuentran reunidas en otra palabra clave de la cosmovisión islámica: ihsán. Las tres etapas que marcan el camino del musulmán, y que recoge la tradición (islam, imán, ihsán), desembocan justamente en esta belleza espiritual, una etapa a la que se llega tras pasar por el primer grado (islam) de cumplimiento y sometimiento –examen de consciencia- y un segundo (imán) de atención plena. Una vez emprendido este camino pautado, es más fácil adentrarse en el campo fértil donde florece la contemplación.

30 may. 2018

El despertar de l'arbre



“El despertar de l’arbre”, escrit per en Dídac P. Lagarriga i il·lustrat per l’Albert Asensio i publicat pel segell editorial Akiara books (2018) es va deixar caure entre les nostres mans en un dissabte d’aquells plujosos de primavera. 



“El despertar de l’arbre” va reunir infants i famílies al voltant d’un arbre i una veu: la d’en Dídac, que ens va acompanyar en aquest passeig dins el bosc…
A mesura que la lectura avançava, els nostres sentits s’aturaven en els petits detalls i en els secrets de cadscun dels colors que anaven resorgint.


*El despertar de l'arbre (Akiara books) també està publicat en castellà i en portuguès. A més del conte al final també hi ha una guia de lectura per anar més a fons.